viernes, 19 de diciembre de 2008

Volver!

Si hay algo importante en la vida de alguien que tiene que reiniciar el camino en otras latitudes es el/los momento/s de Volver. Desde que partimos, anhelamos ese momento, más a flor de piel o no. Extrañar, extrañamos todos. Después de los primeros meses aquí - meses en los que extrañaba casi a diario - pasé - poco a poco - a intentar "no pensar" muy seguido en mi tierra, mi gente, mis afectos del otro lado del mar. No fue por falta de cariño hacia ellos, fue exactamente por lo contrario: dolía demasiado la lejanía a pesar de estar comenzando una etapa nueva de mi vida junto a la persona que amo. Poco a poco me fuí conminando a concentrarme en este espacio en el que vivo ahora y en la gente que me rodea.

Y hoy, pasó algo sencillamente maravilloso: Tengo fecha aproximada para volver a abrazar, besar, charlar, llorar, reir y disfrutar con los míos. Tengo ya una fecha que empezar a imaginar, a desear, a esperar: Fines de septiembre/principios de octubre de 2009. Tengo una fecha en la que soñarme estando "en casa" de nuevo... Porque esa sigue y seguirá siendo mi casa, aunque aquí también tenga otra.

Ya sé que puede parece que aún falta mucho tiempo, pero ustedes sabrán comprender, los tiempos del corazón son diferentes... Para mí, que hará poco más de 2 años - para esa fecha - sin ver a mis viejos (bastante mayores ya) sin haber podido pasar cumpleaños, Días del Padre, Días de la Madre, Días del Amigo, Pascuas, Navidades, Años Nuevos... el día a día... es lo más cercano que hay - en estos momentos - a lo glorioso.

Será nuestro primer reencuentro, mi primer viaje de vuelta "a casa". Es tan especial que ya lo estoy disfrutando aunque no pueda evitar las lágrimas mientras escribo estas líneas. ¡Es tan grande la ilusión!, que hasta sería capaz de pedirle a ese Dios del que dudo seriamente que exista, que si existiese, nos dé una mano para que pueda volver a ver a mis viejos (a los dos) y que podamos disfrutar de esos días juntos.



Una alegría inmensa y desbocada me embarga en este mismo momento. En unas horas - lo sé - voy a volver a recobrar la calma pero ahora voy a disfrutarlo, aunque tarde largo rato en desagotar tanta lágrima contenida hasta el día de hoy.



Un beso, E-migrad@

2 comentarios:

Aguaya dijo...

Me pasa igual... solo que no tengo fecha aún. Sabes? el tango de Gardel, "Volver", me encanta, me fascina. No sé por qué me veo reflejada en él cuando lo oigo...
Te imagino de ahora en adelante pensando cada día en lo que harás cuando veas a los tuyos, cómo los abrazarás, qué lugares no dejaras de visitar, etc. Ah, la añoranza...
Lo que llevamos bien hondo en el corazón, no sale de ahí jamás.
Un beso, y lindos sueños!
AB

E-migrad@ dijo...

Hola Aguaya! Nadie que haya tenido que emigrar, creo, puede permanecer indiferente a este tango. Indefectiblemente "te toca".Y sí, yo también me siento indentific@ con él cuando lo escucho.
Lo de pensar que hacer con toda mi gente ya está más o menos listo: en este tiempo hemos hecho una lista de las cosas que nos gustaría hacer con mis amig@s, con mis viejos y claro está que lugares queremos volver a visitar ó cuales lugares quisiera enseñarle y/o quiere conocer (aunque después de un par de visitas a Argentina, todo lo que es Buenos Aires y alrededores lo tiene casi todo cubierto).

Obviamente los he llamado para contarles que finalmente vamos para allá y la fecha aproximada (no teníamos claro si ellos podrían viajar este año). Resultado: Padre emocionado haciéndose el fuerte, Madre llorando de alegría. Ahora ellos también tienen una razón fuerte para recomponerse de sus nanas, cuidarse y levantar el ánimo pensando en cuando nos reencontremos.

Mis sueños fueron hermosos esta noche.

Un beso, mimos a tus enanos


E-migrad@

Publicar un comentario

 
Ir Arriba