martes, 29 de septiembre de 2009

Casi 1000 nuevos bebés pobres por día en Argentina

Sí, así como lo leés.

No es ficción ni una broma de mal gusto.


Es la real realidad... parafraseando a un conocido cómico argentino.


Para 2007, Unicef calculaba que cada día nacían en territorio argentino unos 606 bebés pobres. El gobierno sigue sosteniendo que la cifra se mantiene en ese rango; además de ser quien aportó esas cifras a dicha organización... ó sea.


Las organizaciones extra-gubernamentales, sostienen que la cifra - en estos dos últimos años ha aumentado hasta alcanzar los 950 nacimientos diarios de bebés en situación de pobreza.


"Son muchos más", dice a Clarín el sociólogo Alberto Morlachetti, creador de la Fundación Pelota de Trapo. "En este país ningún número es confiable. El Episcopado habla de un 40% de pobres, los consultores económicos también tienen cifras muy superiores a las del Indec. Si nos guiamos por los efectores que trabajan en las calles, la pobreza llega al 60%. Sólo en el 3% del territorio bonaerense, que es el Gran Buenos Aires, viven diez millones de personas y la mitad son pobres".


Sergio Britos - profesor de la Escuela de Nutrición de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y director del Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (Cesni) - cita investigaciones de la UBA y del Cesni: "Según nuestros cálculos, basados en una incidencia del 30% de pobreza actual en Argentina y teniendo en cuenta que la pobreza infantil y materna es mayor al promedio, en Argentina nacen unos 950 bebés pobres por día.


Es muy probable que de ellos, un 10% nazca con bajo peso, ésto es, unos 35 mil chicos por año. "Nacer con bajo peso, que en la pobreza es sinónimo de desnutrición y malos cuidados maternos en el embarazo, es el primer signo de desnutrición. Esos chicos, que crecerán mal y menos, son el germen de futuros desnutridos crónicos, anémicos, chicos que se enferman a repetición y cuando lleguen a la edad escolar tendrán más dificultades que los que nacieron con mejor peso" dice Britos.


Vuelve a confirmarse que lo que menos importa es la gente en todo ésto.


Y también se confirma, indirectamente, que no hay nada mejor - en muchos países bananeros (Eeehhh... Manga de Insolentes!!! ¿Quién dijo eso?) - que no educar, ni criar adecuadamente, al soberano.



"Si la historia la escriben los que ganan... eso quiere decir que hay otra historia.
La verdadera historia, quien quiera oir que oiga"

(Quien quiera oir que oiga - canción de Litto Nebbia, cantautor argentino)



E-migrad@




Fuente: Diario Clarín - 11 de agosto de 2009, nota firmada por Mariana Iglesias

2 comentarios:

Graciela dijo...

Emi primero decirles que estamos preparando todos los calefactores extra-casas para que puedan disfrutar de la primavera, que hasta el Kalor nos están robando.

Qué decirte que no esté dicho aquí. Ya no hay humildes, ahora -juro que jamás lo he visto en casi mis 50 años- hay millones de personas viviendo de manera paupérrima, sin lo mínimo de lo mínimo. K y KK se llenan la boca con los pobres, pero han llevado al país a un desastre total.
El cuidadano que no lo haya percibido hace la mirada al costado: niños sin escuela, en las calles abrazados a perritos como su única familia, gente mayor y no tanto pidiendo...un verdadero desastre.

Besosssssssss

E-migrad@ dijo...

La verdad es que para nosotr@s no es noticia "tan" nueva... en algún lugar de nuestros corazones y mentes lo sabíamos.

Poder, se podría decir mucho... pero lo que habría que decirles a los responsables... no vale la pena decirlo.

Beso; E-migrad@

Publicar un comentario

 
Ir Arriba