jueves, 17 de septiembre de 2009

Ser inmigrante: Sobre los trámites, funcionarios, sellos y otras yerbas

Aquí, el día de ayer terminó tarde (sobre las 3 am - hora de España - de esta madrugada) y comenzó nuevamente a las 8:30 am nuevamente. El día había sido bastante ajetreado y pasé buena parte de la noche/madrugada revisando que toda la documentación que había traído de Argentina estuviera bien, que no pudiera haber ponerme ninguna pega.


Hoy iba a ser el gran día... Hoy presentaría los documentos para iniciar la homologación de mi título.


Apenas puesta en pie me preparé para salir, carpeta en mano. Bajamos raudas hacia el centro de la ciudad. Dejamos el coche en el estacionamiento, desayunamos y fuimos a tomar el bus que nos dejaría en Extranjería por enésima vez.

Todavía siento correr la adrenalina cada vez que tengo que hacer tramitaciones allí. Uno piensa que tiene todo lo que se requiere consigo, pero siempre - absolutamente siempre - encuentran "algo" que supuestamente falta ó hay que revisar ó pedir ó hacer "por las dudas".

Ésta vez tocaba ir hacia el lado derecho del edificio, sacar numerito, buscar asiento, tomar cuanto líquido nos resultara posible (el calor de éstos días es bastante fuerte), ponderar cuantos se habían quedado esperando de los que habían cogido número antes, cuantos habían marchado - con lo que probablemente perderían su turno, siendo menos la espera para los que estábamos detrás - y sentarse a esperar.

Tras algo así como 45 minutos - por suerte muchos de los que estaban antes se habían marchado - llamaron a mi número y me acerqué al modular donde me tocaba ir.

La funcionaria comenzó a repetir la documentación requerida para cada trámite y le dije:

"Tengo todo aquí, revíselo por favor. Vengo con la intención de realizar los trámites hoy. Sólo me faltan las solicitudes que entregan para las tramitaciones y los talones del banco."

La funcionaria - aburridamente - revisó uno por uno los documentos
presentados y cada copia adjuntada, los compulsó y me solicitó que fuera a hacer unas copias de un documento que no le parecía del todo legible - en la copia presentada - en cuanto a nombres de los firmantes y sellos.

Luego ir al banco y necesitar pasar por 3 distintos hasta encontrar uno que - pasadas las 10:00 am - aceptara pagos de tasas de usuarios que no tuvieran cuenta en sus bancas (algunos conceptos como éste me resultan ridículos y sin sentido todavía).

Regresar y rellenar los formularios de solicitud. Esperar a que nos llamasen y entregar lo que faltaba...

Ante mi pregunta sobre los tiempos "reales" que debían pasar para poder obtener alguna respuesta sobre las solicitudes presentadas, la funcionara respondió:

- "Para el título de secundaria se dice que se tarda apróximadamente 3 meses, pero en realidad pueden pasar hasta 6 meses - si no hay complicaciones - para recibir una notificación".

- "Para el título universitario los tiempos se extienden hacia el año de espera (si no más, de no
haber requerimientos nuevos que se soliciten incorporar al legajo)..."

Me fuí contenta pero sacando cuentas por un último "consejo" de la funcionaria:

- "Si está dentro de sus posibilidades sería bueno que tuviera consigo los programas de cada materia de la carrera, por si lo requiriesen de Madrid. Ésto es un requisito opcional - se apuró en decir - no obligatorio, tal y como dice la solicitud... pero si no los tuviera consigo, tendrá que estar rezando de aquí hasta que se le dé una comunicación final para que no se los manden pedir".


O sea...

Si cuando me fuí de Argentina, tuve k hacer sellar cada documento por el Ministerio del Interior (unos 3 euros por cada uno, de aquella época) y unos 20 euros - también de aquella época - por cada Sello de la Apostilla de la Haya y ahora las cosas aumentaron al doble ó a algo más del doble en cuanto a precios... teniendo que hacer sellar 32 programas de asignaturas y que hay que pagar por cada sello del Ministerio del Interior (no recuerdo si también el del Min. de Educación) más La Apostillada de la Haya... entonces el chistecito del "requisito opcional, no obligatorio... pero que conviene tener y del que no te avisan sino hasta que estás delante del funcionario iniciando legajos" podría salirme... "MUCHO", no?.


Mañana tendré que hacer un par de llamados de larga distancia (léase a la Universidad, al Ministerio del Interior, al Ministerio de Educación, y a la Cancillería Argentina... todas ellas en Baires para averiguar sobre el tiempo para contar con esos programas en mis manos, valores de los distintos sellitos en cuestión y algunos etcéteras más) y luego agregar una cosa más "importante" que hacer durante los primeros días de mi estadía en Argentina.


Ésta vez tardé solamente me llevó 3 y 1/2 horas salir de Extranjería con los trámites iniciados y con esta valoración de costos en mente.



Con tanto trajinar, no recordé sino hasta hace un par de horas que hoy se celebra en Argentina, el Día del Psicopedagogo, conmemorando la muerte de Jean Piaget, acaecida en 1980. Para mí es un día especial porque es la carrera que - hace varios años ya - decidí elegir y ejercer.


Desde aquí mando un saludo cordial a tod@s los coleg@s que lleguen hasta ésta bitácora y el deseo de que lo hayan pasado muy bien, en éste, nuestro día.


E-migrad@

4 comentarios:

Graciela dijo...

percibía Emi que lo eras, no me preguntes el por qué -nada de videncia y esas chucherías en las que no creo jajaja- solo por el trato y como nos cuentas de tu niño cuando llega a la casa...la forma de expresarlo quizás...muy feliz día!!!
Esas fotos con las que has ilustrado me hace acordar el ANSES y PAMI sentadita ahí esperando, escuchando quejas, el personal que hace todo de manera tranqui. También cuando haces trámites en la Poli y banco provincia...HAY QUE IR ARMADO!!! jajaja de paciencia!!!
Besitos y ojalá todo salga pronto sin tanta burocracia

lola dijo...

La burocracia es un mal por el que tenemos que pasar todos alguna vez. Hace muchos años, cuando yo aún era sólo "residente" tenía que ir cada dos años a renovar el dichoso permiso en la comisaría, y había que entregar el papelito con unos sellos que sólo vendían en los estancos y que para desgracia de casi todos los que teníamos que presentar los papeles, estaba casi siempre cerrado, no se si lo sabrás, pero antes donde se vendían los sellos y demás papeles oficiales eran en estancos que administraban viudas de militares, y el que estaba cerca de la Plaza de la Feria, la buena señora lo tenía casi siempre cerrado. Total, que el policía que atendía vendía los sellos, a un precio mayor, pero nadie protestaba hasta que un día fui con Julio, aún éramos novios, y cuando él se dio cuenta del asunto, le reclamó al funcionario, y el hombre como que no le gustó el comentario, y yo dándole patadas a Julio con disimulo y diciéndole por lo bajini, me van a dejar encerrada aquí por cuenta tuya, déjalo ya. En fin, que al salir le dije a Julio que podía dejar las reclamaciones para mejor ocasión, me hizo pasar un mal momento, el viejo general aún vivía y las cosas eran bien distintas en aquella época.

E-migrad@ dijo...

Hola Grace!


Gracias por la salutación.

Sí, las fotos se pueden parecer a lo k es el Anses y también a lo que es el PAMI, pero - te aseguro - que si bien acá hay burocracia (como en todos los países calculo) hay una mejor organización que la que hay en nuestros pagos. de trámites en la poli ni me hables, ya contaré un día cierta experiencia k tuve, jejeje. Y el banco, obvio... más si es el banco provincia: las veces que habremos hecho colas interminables en sus sucursales, no?.

Ayer me enteré de una cosa que me sorprendió bastante: Yo asumía que ciertos bancos que tienen nombres más autóctonos, eran bancos del estado.

Mi gran sorpresa fue cuando Amore me dijo k sólo está en Banco de España, k allí no se trabaja como en los demás bancos (pagos y cuentas) sino que son para otro tipo de cosas y para que la gente cambie, por ejemplo, alguna peseta k haya dejado guardada debajo del colchón... pero nada más.

La idea de que el Estado tuviera bancos, sencillamente la horrorizó, jejeje. ¿Igualito que en Argentina, no?

Beso, E-migrad@

Graciela dijo...

jajaja cuando venga la pones al día...noooooo hacer las colas, sino le dices esto es del estado, aquello de K lo otro de K...espero que no obtengan lo de los medios de comunicación: le dirás esta radio es de K, el diario K, la teve K...ohhhhhhhhh mira que no me enchincho hace años pero esta tiranía me está sacando 'momentos de enojos'
Muackssssssss 'deseo comunicarles que estamos preparando para ofrecerles lo mejor de lo mejor' ojalá sientan el cariño de muchos ciudadanos

Publicar un comentario

 
Ir Arriba