lunes, 18 de mayo de 2009

Mario Benedetti

Ayer, Don Mario, se cansó de luchar contra su salud venida a menos y decidió que ya era tiempo de reencontrarse con Luz - su mujer - y dejar de penar, silenciosamente, su ausencia.

Y es que después de 60 años juntos imagino que la vida de dos se vuelve una y no hay tarea que tenga demasiado sentido ya, en solitario. Hasta lo que es natural, por ejemplo respirar, debe volverse un trabajo...


Ahora debe estar en paz, junto a la persona que más amó en la vida. Ya no hay ausencia, pena, silencio, sinsentido ó asma. Aquello debe ser un festín de risas, abrazos, calma y alegría.


Y por aquí hay, en la Tierra, hay que seguir nuestro camino, pero convendría recordar que Don Mario dejó su huella en este mundo: Dejó alguno de los escritos más hermosos de un hijo de Sudamérica. Hace mucho que se convirtió en ciudadano del mundo, aunque para mí, algunas personas y sus legados bien podrían ser vistos como tesoros, fruto de lo mejor de nuestra humanidad.

Por allá, por el Río que nos vió nacer y vivir durante largos años, no hay quien tenga más de 25 y alguna vez no haya canturreado: "Si te quiero es porque sos, mi amor, mi cómplice y todo....". Era uno de sus poemas ("Te quiero") vuelto canción. También hay muchos que han escuchado muchos otros poemas vueltos música a través de "
El Sur también existe", trabajo de Joan Manuel Serrat que fue un homenaje a Benedetti.

Buen ejemplo de ello puede ser este video:




Hagamos un trato - Joan Manuel Serrat


Resulta, también por aquellos lares, altamente improbable que exista agenda de adolescente que - aún sin saberlo - no haya guardado entre sus hojas, el siguiente poema, al comenzar a adentrarse al mundo del amor:

Táctica y estrategia

Mi táctica es mirarte,
aprender como sos,
quererte como sos.

Mi táctica es
hablarte
y escucharte,
construir con palabras
un puente indestructible.

Mi táctica es quedarme
en tu recuerdo
no sé cómo, ni sé con qué pretexto...
pero quedarme en vos.

Mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos simulacros
para que entre los dos
no haya telón ni abismos.

Mi estrategia es
en cambio
más profunda
y más
simple.

Mi estrategia es

que un día cualquiera
no sé cómo,
ni sé
con qué pretexto,
por fin me necesites.



Su legado es grande y rico en sabiduría: en ese - entre otros tantos sentidos- fue pródigo con nosotros y, por suerte, no se llevó todo lo aprendido consigo.

A nosotros nos queda mucho de él por disfrutar, repensar y descifrar; por eso - en un sentido - él no se ha ido.

Como ven, nos ha dejado una buena tarea pero tenemos tiempo y quizás seamos afortunados...

Ahora, como para muestra basta un botón, dejo aquí algo que escribió hace tiempo y que bien podría darnos algo sobre lo que pensar.



E-migrad@

6 comentarios:

Verónica dijo...

Emigrad@, una gran pérdida, como dices, con la muerte de Benedetti. Casi todos nos aprendimos sus versos en la adolescencia para ponerle palabra y cadencia a todo eso que nos asustaba o nos complacía.
Muchos saludos para ti, me alegro que ya estés de regreso!
Verónica

Cornelivs dijo...

Gran perdida, ya lo creo. Ahora...el ya duerme con las estrellas. Es inmortal.

Descanse en paz.

Salva dijo...

Una perdita si! Mario Benedetti, italiano di origine. Un grande insomma!

Un altra icona che se ne vá. Ma i tesori che lascia, quelli rimangono.

Buono che lo ricordi Emi, ti fá onore questo!

Un abbraccio,
Salva

MARIETA dijo...

Cuántas veces me habré refugiado en sus versos.... Y lo seguiré haciendo.

E-migrad@ dijo...

Hola a todos!

Es grato ver - Verónica y Marieta - que en lugares y culturas tan distintas, alguna vez, recorrimos sus versos para disfrutar, reflexionar ó encontrar la forma de ponerle palabras a situaciones y/ó sentimientos que nos eran poco desconocidos.

Cornelivs, cómo va? Sigue bien el tema del tabaco? Espero que sí, fuerza y no aflojes. Gracias por pasar y leer.

Salve, Salva! Cómo estás tano? Una de las cosas que más me gusta de Benedetti es la forma sencilla de decir cosas importantes. Sin fanfarrias, clara y contundentemente. Como decís, hay mucho que ha dejado, así que podremos disfrutarlo por mucho tiempo.

Ayer ví que dejó un libro sin terminar. Su nombre me pareció singular: "Biografía para entenderme".

¿Qué habrá querido entender de sí, aún a tal edad?. Era un poco sobre lo que hablé en un post hace un tiempo. El proceso del autoconocimiento dura exactamente lo que nuestra vida.

Un beso, sé un buen tanito, ok? ;-)


Mimos a sus enanos, afectuosos abrazos para los cuatro,

E-migrad@

Benedetti is dead dijo...

Benedetti is dead!

Publicar un comentario

 
Ir Arriba