martes, 26 de mayo de 2009

Tango

Me lo fueron colando en las venas desde siempre.

El gusto por las Orquestas de los Grandes, los cantantes, el mítico "Grandes Valores del Tango" que mirábamos todos los domingos en la tele blanco y negro. Incluso aquel verano en que conocí al Polaco Goyeneche.

Y creo que a los argentos nos pasa algo curioso. Si tenemos suerte, nuestra sangre aprende a acompasarse al ritmo del 2 x 4 de manera imperceptible.

Luego llega un momento en que pareciera que todo aquello necesita reposar, como los buenos vinos y empieza un cadencioso letargo que de pronto, en algún momento de la madurez, hace eclosión.

Todo parece normal hasta que escucho un bandoneón ó algunos tangos en especial. Ahí todo se transforma y la piel se me eriza... ya sea escuchando a la Orquesta el Afronte, en la Feria de San Telmo, escuchando a los clásicos en los discos de pasta de mi viejo y también cuando escucho unos tangos más coetanos a quien escribe, escritos por un bon vivant y cantante argentino - Cacho Castaño - que me parecen bravíos, sobrios y 100% pura sangre.


Hoy quiero compartir con ustedes esos dos temas: Garganta con Arena (homenaje al cantante de tangos Roberto "Polaco" Goyeneche) y La Gata Varela (homenaje a la cantante Adriana Varela).



Garganta con Arena - Cacho Castaña


Ya ves,
el día no amanece,
"Polaco" Goyeneche,

cantáme un tango más.

Ya ves,
la noche se hace larga,
tu vida tiene un karma:
cantar, siempre cantar.

Tu voz,

que al tango lo emociona,
diciendo el punto y coma
que nadie le cantó.


Tu voz,
con duendes y fantasmas,
respira con el asma
de un viejo bandoneón.


Canta,
Garganta con arena,
tu voz tiene la pena
que Malena no cantó.

Canta,

que Juárez te condena
al lastimar tu pena,
con su blanco bandoneón.

Canta,
la gente está aplaudiendo
y aunque te estés muriendo
no conocen tu dolor.

Canta,
que Troilo desde el cielo,
debajo de tu almohada,
un verso te dejó.

Cantor,
de un tango algo insolente,

hiciste que a la gente
le duela tu dolor.


Cantor,
de un tango equilibrista,

más que cantor artista,
con vicios de cantor.


Ya ves,
a mí y a Buenos Aires,

nos falta siempre el aire
cuando no está tu voz.

A vos,
que tanto me enseñaste,

el día que cantaste
conmigo una canción.


Canta,
Garganta con arena,
tu voz tiene la pena

que Malena no cantó.

Canta,
que Juárez te condena
al lastimar tu pena,
con su blanco bandoneón.


Canta,
la gente está aplaudiendo
y aunque te estés muriendo,
no conocen tu dolor.

Canta,
que Troilo desde el cielo,
debajo de tu almohada,
un verso te dejó.





La Gata Varela - Cacho Castaña


La gata sale a cantar
envuelta en adrenalina
y perfuma el escenario
con inciencios y glisinas.

Con un código de tango,
sin libros y sin escuela
y te lo dice pintando
con colores de acuarela.

El mejor de los cantores
tiene la vieja enseñanza
de callar cuando se debe
y de hablar cuando hace falta...

Gata mojada de lluvia
que aligerando los vicios
sale a andar por la cornisa
sin caer al precipicio.

Parece una atorranta
cuando canta,
parece que se deja
y no se deja.

Te da la sensación
cuando camina
que en vez de una mujer,
llegan dos minas.

Parece medio loca
y te provoca,
porque el tango en su boca
es un gemido.

Parece que ya nada la sorprende
parece saber todo de la vida,
parece pero no es lo que parece;
es una gata herida.

Los que cantan a los gritos
seguirán siendo aprendices,
porque el tango no se canta
porque al tango se lo dice.

Con la pausa y el silencio
al que aluden los poetas
despacito, poco a poco,
para que entiendan la letra.

Cuando el público no escucha,
la gata tiene el orgullo
de tener la mente fresca
en el medio del barullo.

Yo también escribo y canto
sin libros y sin escuela
despacito, poco a poco,
como la gata Varela.

Parece una atorranta
cuando canta,
parece que se deja
y no se deja.

Te da la sensación
cuando camina
que en vez de una mujer,
llegan dos minas.

Parece medio loca
y te provoca,
porque el tango en su boca
es un gemido.

Parece que ya nada la sorprende
parece saber todo de la vida,
parece pero no es lo que parece;
es una gata herida.


Un beso y hasta mañana,

E-migrad@

12 comentarios:

Salva dijo...

Tango argentino! Esiste un ballo che emane piú erotismo? Io penso che no!

Mi ha sempre affascinato. Purtroppo El Salva peró si autodefinisce un tronco riguardo i balli.
Mi sarebbe sempre piaciuto saperlo danzare bene (un pó lo mastico, ma non molto bene).

Un abbraccio Emi,
Salva

MARIETA dijo...

Oh! Como me gusta garganta con arena.... Siempre quise bailar tango, pero con lo patosa que soy....

Cornelivs dijo...

Querida amiga.

Me has alegrado la mañana y me has hecho pasar un rato delicioso. Ya sabes de mi profunda devoción por el tango.

Gracias de nuevo y un entrañable abrazo...!!!

E-migrad@ dijo...

Hola Salva

El Tango es una danza hermosa para bailarla, pero ojo, yo - como muchos argentinos - diferenciamos dos formas de bailarlo.

El Tango de salón, que es el que normalmente se muestra a los extranjeros, el que sale en las películas, que tiene mucha fantasía, arabescos y "adornitos" y el Tango real, el que se bailaba cuando comenzó a extenderse entre nuestra gente, el que bailaban nuestros abuelos, nuestros padres, el que es más sobrio, más simple... sin tanta cosa visual "para entretener" pero que es el 100% original y no por ello es menos vistoso que el de salón.

El Tango de salón está bien para exhibiciones para los shows, las películas, pero es muy distinto al que se bailaba en los clubes, en las Milongas, en las fiestas familiares ó el que podés atreverte a bailar con un/a tanguero/a de ley.

Baccio, buen miércoles,

E-migrad@

E-migrad@ dijo...

Hola Marieta!

El tango es hermoso de bailar. Yo me defendía bailándolo, ahora hace añares que no lo hago.

Garganta con arena tiene algo especial, no sé, una fuerza... conmueve.

Cariños para vos y los tuyos,

E-migrad@

E-migrad@ dijo...

Cornelivs

Qué bueno que te hayan gustado estos tanguitos.

Buen miércoles,

E-migrad@

Verónica dijo...

Emigrad@, qué maravilla los tangos! Para mi fue muy especial un dia en pleno San Telmo cuando entre las parejas que lo bailaban en la plaza, de repente salieron dos abuelitos, viejitos viejitos, de la mano, con un ritmo impecable, bailando un buen tango. Es muy emocionante este baile. Yo no me atrevo, la verdad. ¿Es cierto aquello de que empezó siendo un baile sólo de hombres, de los más duros y machos?
Muchos saludos, y gracias por el tango,
Verónica

E-migrad@ dijo...

Hola Verónica

Sí, es cierto. El tango era un baile - en sus comienzos - fue muy mal visto y acogido por las clases altas... al punto de haber sido prohibido de bailar en cualquier lugar público.

El tango empezó siendo una cosa de hombres, ninguna "buena" mujer se atrevería a bailarlo en aquella época debido al tono de las letras y los movimientos - cuerpos pegados mediante - que la danza conllevaba. Se bailaba en tugurios, cabarets, bailes bastante periféricos, en lugares de alterne.

Entonces, era un baile que empezaron a utilizar los hombres para lucirse... por su destreza, por su elegancia frente a los demás compadritos - como signo de mayor virilidad - y/ó para "conquistar" a alguna mujer que lo presenciase (generalmente prostitutas aunque luego empezó a haber mujeres que se animaron a comenzar a frecuentar los bailes).

Cariños,

E-migrad@

Myr dijo...

Lindísimos los tangos, que nostalgia!

Y....ya veo, que estás por Gran Canaria?
Disfruta de tus vacaciones! y gracias por tus palabras de consuelo en mi blog!

Besos y por aqui andaré leyendote!

E-migrad@ dijo...

Myr, hola!

Bienvenida al ruedo nuevamente.

De nada, de nada.

Vivo en GC desde hace unos años. Vine por amor, ella es española.

Besos para vos también.

E-migrad@

Francesca Romana ALEGI dijo...

CIAO EMIGRAD:
el tango està bien marcado en vuestras lindas raicez y nadie puede quitar la magia de sus latidos!
Este post es lindisimo es pura cultura y no tenemos que anadir tantas palabras sino serrar los ojos y imaginar!
un abrazo!

Anónimo dijo...

Excellent!!!
Also see wwww.tangoinfo.com.au

Publicar un comentario

 
Ir Arriba