jueves, 23 de abril de 2009

Día Internacional del Libro

Hoy se celebra uno de los días que más me gusta festejar durante el año: el Día Internacional del Libro.

Esta fecha se celebra conmemorando para conmemorar el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega en 1616.

También, un 23 de abril, nacieron ó murieron otros escritores como Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla o Manuel Mejía Vallejo.

Principalmente se conmemora la muerte de Cervantes y de Shakespeare.

El mundo entero reconoce la obra de estos geniales escritores celebrando cada 23 de abril el Día del Libro, por ello la costumbre de regalar un libro.

Muchos escritores aprovechan esta jornada tan propicia para lanzar al mercado nuevas novelas, promocionar su último libro y formar parte d
e las actividades que se planean para este día.

Por ejemplo, aquí, en España, conocí una costumbre para este día que me parece deliciosa. En Cataluña celebran el Día de Sant Jordi, el patrón de esta comunidad. Allí todos los 23 de abril los hombres regalan rosas a las mujeres y éstas regalan un libro a los hombres.

Esta tradición se basa en la leyenda de San Jorge o Sant Jordi, como se llama al santo en catalán.

La leyenda cuenta que un feroz dragón tenía aterrorizados a los habitantes del reino, quemando bosques, comiéndose el ganado, destrozando cuanto cultivo encontraba a su paso. Fue entonces cuando se decidió que habrían de dar fin a su sed de destrucción negociando un acuerdo que pusiera fin a todo aquello. Tras varias horas llegaron a un acuerdo: Cada día entregarían al dragón una joven doncella para saciar el apetito del monstruo.

Así pasó el tiempo y poco a poco el reino se fue quedando sin jóvenes. Para evitar problemas
mayores con la elección de las mujeres se decidió realizar sorteos que determinasen qué mujer debía ser entregada al dragón cada día.

Cierto día la suerte determinó que fuese la mujer del rey quien debiera ser entregada. Tras dejarle en el lugar señalado, quienes la llevaron hasta allí marcharon rápidamente hacia el pueblo por miedo a ser capturados también por el sanguinario animal. Al cabo de un rato apareció el dragón - como de costumbre - y cuando iba a comérsela, un caballero montado sobre un caballo blanco y con lanza en mano atacó al dragón.

La pelea fue extensa y agotadora y en un momento San Jorge, nombre de aquel caballero que buscaba rescatar a la mujer y al reino todo de las garras del monstruo le acestó un lanzazo en el vientre, matándolo en el acto.

De la herida proferida por el caballero manaba mucha sangre, la cual al tocar el suelo se convirtió instantáneamente en rosas.

San Jorge cogió aquellas fabulosas rosas y le regaló una a la doncella, tras lo cual emprendieron camino hacia el pueblo donde sus pobladores los recibieron con gran algarabía.

Es por eso que desde entonces, cada 23 de Abril, los hombres regalan una rosa a las mujeres como acto de galtantería - aunque al principio los hombres sólo debían regalar una rosa roja a la dama "que reinara" en su corazón - y las mujeres corresponden el detalle regalando un libro.


¡Feliz Día del Libro para todos aquellos que disfruten de la lectura!


E-migrad@

4 comentarios:

Cornelivs dijo...

Feliz dia del libro para ti tambien, amiga.

Un abrazo.

E-migrad@ dijo...

Gracias, Cornelivs!

Muy feliz Día del Libro para vos también.

Muy buena tu reflexión sobre los 10 minutos.

Saludos, E-migrad@

Myr dijo...

Muy linda entrada!!! y muy feliz dia del libro para ti tambien!

E-migrad@ dijo...

Hi there, Myr!

Que tengas un muy buen Día del Libro también

Cariños, E-migrad@

Publicar un comentario

 
Ir Arriba